Transformación digital a través del Modern Workplace

El concepto de transformación digital se ha popularizado en los últimos tiempos, pero existe cierta ambigüedad a la hora de concretar su significado. Son los grandes fabricantes de tecnología los que lideran todo el movimiento y los que mejor pueden explicarlo.

Microsoft centra el concepto de transformación digital en 4 grandes mejoras:

  • Productividad y eficiencia en las actividades
  • Libertad para trabajar donde y cuando se quiera, pero también como se quiera
  • Inteligencia en el valor aportado
  • Privacidad de la información y seguridad ante amenazas

Para concretarlo con ejemplos, crean lo que ellos llaman el Modern Workplace, un nuevo entorno de trabajo donde la tecnología adquiere protagonismo y consigue efectivamente aportar mejoras en las 4 áreas citadas.

Productividad y eficiencia en las actividades

Cada vez más empresas usan las últimas funcionalidades que incorpora Outlook: filtrado inteligente de correos entre Prioritarios/Otros, propuesta a primera vista de la información importante de reuniones, reserva de vuelos, hoteles, etc. para una rápida toma de acciones, como aceptaciones, confirmaciones o cancelaciones, inclusión fácil de destinatarios aludidos en el contenido con el prefijo “@”, integración con Cortana, su asistente de Inteligencia Artificial, el cual propone reuniones en función del contenido del hilo en una conversación basándose en la disponibilidad de los involucrados.

La eficiencia también pasa por una integración de las herramientas de software con los dispositivos que usamos habitualmente, para flexibilizar nuestra manera de trabajar. Así, en dispositivos táctiles, han evolucionado enormemente en el reconocimiento de la escritura manual, no solo para textos, sino también gráficamente. Por ejemplo, en el nuevo Paint, la tradicional aplicación de edición gráfica, se puede pintar con el dedo un triángulo o cualquier otra forma y el sistema lo normaliza automáticamente, convirtiendo los trazos en rectos y uniendo vértices. O también se puede introducir datos en una tabla directamente mediante escritura manual, pero incluso más allá, se puede crear la propia tabla con el dedo en lugar de tener que ir a las clásicas funciones de Insertar, seleccionar número de columnas y filas, etc. De esta manera, cada persona elige introducción de texto y gráficos vía teclado o táctil, según le sea más conveniente dependiendo del contexto. Se busca la naturalidad en el trabajo entre tacto, voz y tinta (electrónica).

Libertad para trabajar donde y cuando se quiera. Pero también como se quiera

Con respecto a la libertad para elegir lugar y momento de trabajo, los avances ya se han producido desde hace años con el aumento de la conectividad, pero Microsoft apuesta por la extensión del entorno de trabajo propio hacia esos lugares y momentos. Conectar la experiencia a través de los dispositivos. Por ejemplo, ofreciendo toda una gama de dispositivos, tanto móviles como de escritorio, donde los sistemas operativos, aplicaciones y configuraciones personalizadas son compartidas simplemente accediendo con unas credenciales. O también con la facilidad de proyección de la información interdispositivo. Y con la mirada puesta en el Internet de las Cosas, IoT, anticipando que existirán en el futuro millones de “otros dispositivos” conectados con nuestros entornos de trabajo.

La conectividad actual que propone el Modern Workplace alcanza lugares, momentos y dispositivos, pero también personas, con aplicaciones integrales de trabajo colaborativo como Microsoft Teams, en las que se gestionan equipos de trabajo, documentación de proyectos, comunicaciones rápidas vía chat, difusión por streaming, telereuniones, etc. Lo que se está concibiendo como Digital Hub for Teamwork.

Todo ello en el lugar que prefieras, en el momento adecuado y con el dispositivo que más fácil te haga la vida.

Además, la conectividad moderna está referida hacia uno mismo, su equipo de trabajo y también a los agentes externos, ya sean clientes, proveedores, partners u otras entidades con las que se tenga relación. Cuando todos los involucrados en la cadena utilizan todos estos sistemas, la experiencia que viven las personas al realizar su trabajo no tiene comparación.

Inteligencia en el valor aportado

Si saltamos al área de mejora de nuestro negocio mediante el incremento del valor aportado, los tiros apuntan hacia la recopilación masiva de datos desde varios orígenes, filtrado, selección y combinación de los mismos para entregar nuevos parámetros y en formatos más intuitivos. En otras palabras, desde herramientas de analítica de negocio, Business Intelligence, hasta el Big Data. Todo ello buscando una capacidad analítica más inteligente y una mejor toma de decisiones, tanto respecto a nuestros proveedores, aumentando nuestra capacidad de negociación, como con respecto a nuestros clientes, conociéndolos más y sintonizando mejor con sus necesidades.

Pero el incremento de valor también se da incluso en aspectos más sutiles. Por ejemplo, Microsoft está virando su conocido autocorrector ortográfico instalado en toda la suite para empresa Office, hacia una filosofía más copywritter, haciendo propuestas inteligentes de titulares con más impacto que el escrito, o detectando redundancias y sugiriendo redacciones alternativas, etc.

Privacidad de la información y seguridad ante amenazas

Por último, en el área de privacidad y seguridad de la información, la transformación digital materializada en el Modern Workplace de Microsoft, propone en definitiva una mayor inteligencia y comodidad para el usuario, manteniendo todas las garantías y cumplimientos que exige la normativa, con independencia de dispositivos, entornos, lugares y agentes actores del trabajo.

1 comentario en “Transformación digital a través del Modern Workplace”

  1. Pingback: 1 gran ventaja del ERP en la nube y otras 3 grandes ventajas - next-bs

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *